diciembre 1, 2022

Diario el Analísta

Mundo de las noticias en español

Los bancos deben permitir la renegociación de los créditos de vivienda cuando la tasa de esfuerzo alcance el 36%.

El nuevo decreto-ley prevé la renegociación de créditos de vivienda Cuando la tasa de esfuerzo alcanza el 36% o cuando empeora en cinco puntos porcentuales.

Es importante recalcar que, con el fin de Para medir la tasa de esfuerzo de cada hogar, se calculan todas las comisiones relacionadas con los distintos préstamos, no solo el préstamo de vivienda.

Si la tasa de esfuerzo supera el 50 por ciento, los bancos deben presentar una propuesta de renegociación.

João Nuno Mendes, secretario de Estado de Hacienda, explicó que esta renegociación podría significar, como solución, Extender el plazo del crédito, consolidar créditos, solicitar nuevo crédito o incluso bajar la tasa de interés por un tiempo determinado.

Destacó que «habrá una condición clara: no puede haber aumento de la tasa de interés».

A partir de la fecha de vigencia de este diploma No habrá, temporalmente, ninguna «penalización por amortización anticipada de créditos»explicó el gobernador en instrucciones Después del gabinete.

Con esta medida, válida hasta finales de 2023, El Gobierno pretende «dar unas armas a la gente que quiera cambiar de institución, renegociar o poder utilizar sus ahorros, y reducir su endeudamiento».

Las medidas anunciadas hoy se dirigen únicamente a los préstamos para vivienda en propiedad, vivienda permanente y tipo variable, en préstamos de hasta 300.000 euros.

Con estas medidas, el Gobierno pretende «cubrir el mayor número de casos posible». En la rueda de prensa Secretario de Estado de Hacienda También aprovechó para apelar a la «proactividad y sentido de la responsabilidad de los bancos», destacando que la mora y el endeudamiento no benefician a nadie.

READ  Argentina y Chile se unen para crear la 'Ruta del vino más grande del mundo'

a mi reporte Gabinete este jueves, Corresponde a las entidades financieras «seguir la tasa de esfuerzo de los clientes con contratos de crédito para vivienda permanente en la cuantía adeudada hasta 300.000 euros».