noviembre 28, 2022

Diario el Analísta

Mundo de las noticias en español

La complicidad de los empresarios con la dictadura argentina | cultura

El dictador argentino Jorge Videla (derecha) y el militar Emilio Macera.Agencia de Protección Ambiental

los Feria del Libro de Buenos Aires Es un espacio para mostrar obras nuevas así como algunas de las publicadas el año anterior, pero tuvo una gran repercusión. Este es el caso Cuentas pendientes. Cómplices económicos de la dictadura (Cuentas suspendidas – los colaboradores económicos de la dictadura), De Periodista Horacio Verbitsky y el abogado Juan Pablo Bohoslavsky, lanzado por Siglo Veintiuno en 2013. El libro fue presentado el sábado en un salón del Palacio de Convenciones de Buenos Aires por Sociedad Rural Argentina, precisamente una de las organizaciones patronales que los autores han criticado por su rol militar. régimen que ha asolado al país entre 1987 y 1983.

columnista en pagina 12que es una revista con una ubicación cercana al sitio El gobierno de Cristina Fernández de KirchnerVerbitsky, junto a los autores de varios capítulos del libro, habló de cómo poderosos empresarios de corporaciones nacionales e internacionales apoyaron el golpe de 1976, aportaron hombres a la formación de gobiernos inconstitucionales e ideas para sus planes económicos, y reforzaron la persecución de muchos de sus trabajadores sindicalizados.

Verbitsky también encabeza Centro de Estudios Jurídicos y Sociales (CELS)Es una de las ONG más involucradas en acciones legales contra los responsables de la dictadura. Según el CELS, cerca de 495 responsables de los crímenes de la dictadura han sido condenados desde 2005, cuando se anularon las amnistías vigentes hasta entonces. La mayoría de los condenados son exmilitares y expolicías; También hay un ex ministro civil y un sacerdote, pero ningún empresario. Verbitsky dijo el sábado que a través de su libro pretende «descubrir la verdad histórica» ​​pero también busca «probar y castigar a los cómplices civiles».

READ  El sistema presupuestario que usaban mis padres para jubilarse anticipadamente

En el libro, varios autores aportan diversos enfoques a cada capítulo. Es el caso del excanciller argentino y actual canciller de Buenos Aires Jorge Tayana, quien escribió Geopolítica internacional del apoyo económico; El economista Eduardo Basualdo, con El legado de la dictadura y el nuevo patrón de acumulación de capital, desindustrialización y desindustrializacióny por el mismo Bohoslavsky, con Ch La complicidad de los prestamistas. Varios capítulos se incluyen bajo el título Desapariciones a petición de empresasy otros bajo los títulos Adquisición ilícita de empresas Y el Apoyo diverso, generoso y afectuoso..

En presentación de libro, capítulo coautor La complicidad de las cámaras patronales agropecuariasAlfredo Zayat, periodista y economista, dijo que “hubo cámaras empresariales que fueron cómplices del golpe, como promotores y gestores”, citando a la aristocrática Sociedad Rural y otras que venían combatiendo al gobierno de Cristina Fernández desde el conflicto agrario de 2008 Editor pagina 12Al-Zayat dijo que la patronal buscaba “liquidar a la multitud popular de todo tipo ya sus líderes. Eran artífices ideológicos y entregaron a sus mejores hombres a la gestión”, como el Ministro de Economía de la Orden, José Alfredo Martínez de Hoz, y el entonces Subsecretario del Ministerio de Agricultura, Jorge Zorreguita, padre de la Reina Máxima de los Países Bajos.

El diputado y abogado kirchnerista Héctor Ricaldi, autor del capítulo supresión de los derechos de los trabajadores, como habló en la feria del libro: «El modelo de relaciones laborales que impulsaron fue someter al trabajador al miedo y al pánico. Las empresas multinacionales, como Ford y Mercedes-Benz, participaron en la persecución y desaparición de sus trabajadores; otros ciudadanos , como Ledesma (fábrica de azúcar), La Veloz del Norte (Transporte) o Vicente Massot, de La Nueva Provincia, están siendo juzgados o denunciados por motivos similares.Los cambios impuestos por la dictadura a la ley de contrato de trabajo derogaron 27 artículos, tergiversados 94 artículos, y convirtió el derecho de huelga en un delito penal». Actualmente, tres exdirectivos de Ford y dueños de Ledesma y La Veloz del Norte ya han sido condenados en los tribunales, pero aún no han comparecido ante los tribunales. La causa contra Mercedes-Benz no avanza, y Masot ya ha sido imputado por la Fiscalía. Autor del capítulo caso de prensaAndrea Gualdi, también se pronunció en la feria del libro sobre la supuesta toma ilegal de esta empresa por parte de los diarios Clarín Y el sin nasion. Este proceso fue abierto por el gobierno de Fernández en 2010, pero la fiscalía aún no ha presentado cargos penales contra nadie.

READ  BMW y Volkswagen multados por limitar el uso de tecnología