febrero 21, 2024

Diario el Analísta

Mundo de las noticias en español

Pontes de Miranda tuvo un encuentro histórico con Albert Einstein

Monumento del derecho brasileño (y, ¿por qué no decirlo ?, global), Pontes de Miranda también tenía conocimientos en física, matemáticas, biología, sociología y filosofía. Y, por si fuera poco, el maestro de la actuación de Alagoas en estos ámbitos fue mucho más allá de la mera curiosidad. Pudo producir obras que impresionaron a los nombres más importantes de estas disciplinas en el mundo. En el caso concreto de la Física, el mayor de todos: Albert Einstein.

El encuentro de Pontes de Miranda con el científico más famoso de todos los tiempos es uno de los episodios más significativos en la carrera del abogado, pero antes de llegar, es necesario contar cómo nació su interés por ellos. El padre y el abuelo de Alagoas eran matemáticos y, por sugerencia de los dos, casi no fue a estudiar matemáticas y física a la tradicional Universidad de Oxford, Inglaterra, lo que no sucedió porque la influencia de su tía Francisca hablaba más fuerte. , lo que lo convenció de estudiar derecho en Recife.

Albert Einstein durante uno de los
tus conferencias en Rio de Janeiro
la reproducción

La elección del universo de las leyes, sin embargo, no quitó los números de la vida de Pontes de Miranda, quien los utilizó repetidamente en su obra jurídica y nunca dejó fuera sus estudios de matemáticas. Y también la Física, que nos lleva, ahora sí, a Albert Einstein.

En su libro «Atrevidos Caetés: 50 encuentros entre Alagoas y personalidades del mundo», el profesor de derecho Fabio Lins de Lessa Carvalho relata el encuentro entre el genio del Derecho y el genio de la Física. El autor dice que los dos mantuvieron correspondencia durante mucho tiempo en alemán, un idioma que Alagoas hablaba con fluidez. En sus cartas, Pontes de Miranda demostró un enorme conocimiento de las teorías de Einstein, a quien le resultó extraño que un abogado estuviera tan interesado en el tema, e incluso se atreviera a criticar algunas de ellas.

READ  Grecia: el Papa deja una palabra de aliento a la minoría católica

A sugerencia del alemán, el jurista redactó una tesis sobre la teoría de la representación del espacio que iba a ser presentada al Congreso Internacional de Filosofía, en Viena, en 1924. Sin embargo, la obra fue rechazada por los organizadores del evento porque no consideraron que valiera la pena. Es una pena publicar material enviado desde Brasil, un país sin tradición de producción intelectual.

El propio Pontes de Miranda relató esta historia a su biógrafo, el periodista Iván Barros:

Durante su visita a la capital de
país, el alemán visitó el Museo Nacional
Divulgación / Archivos del Museo Nacional

“Yo había criticado su afirmación sobre la deformación del espacio, diciendo que un científico como él no debería descender a las afirmaciones de las causas. Einstein, a través de la Legación Suiza, solicitó que se desarrollara esta tesis. La desarrollé en alemán, solicité una copia para él, quien me recomendó enviarla al Congreso de Filosofía que se reunió en Viena en 1924. Envié la tesis en francés. Recibí una carta advirtiéndome que Brasil no tenía reputación. Envié esta carta a Einstein. sorprendido por la aprobación del estudio, que fue transcrito y luego impreso en las actas del Congreso ”.

Cara a cara
El encuentro entre Pontes de Miranda y Einstein tuvo lugar un año después. En 1925, el físico alemán vino a Brasil para una serie de conferencias; también visitó Uruguay y Argentina en su «gira» por América del Sur. En Río de Janeiro, entonces la capital del país, Einstein habló en el politécnico, teniendo a Alagoas como uno de sus oyentes. Luego de la presentación del distinguido invitado, Pontes de Miranda, entonces de 33 años, tomó la palabra y, en buen alemán, hizo una serie de comentarios y preguntas sobre la teoría de la relatividad.

READ  Party of Nations en Unimart Shopping Campinas este fin de semana ofrecerá platos típicos de diferentes países

En su testimonio a Ivan Barros, el maestro de Alagoas dijo que tuvo varios encuentros con Einstein durante la visita del físico a Brasil. Según el informe del periodista, reproducido en el libro del profesor Fábio Lins, Pontes de Miranda consideraba al alemán como una de las dos grandes personalidades del siglo XX. El otro, para él, fue el Papa Juan 23, que recibió al jurista en el Vaticano durante su pontificado, que comenzó en 1958 y terminó con su muerte en 1963.

* Este jueves (16/12) continúa el ciclo especial sobre Pontes de Miranda con un artículo que muestra el museo dedicado al culto a la memoria del maestro en Maceió.

Otros textos de la serie:
– ‘Pontes de Miranda es nuestro mejor abogado, pero lamentablemente lo olvidamos’.
– Para los estudiosos de Pontes de Miranda, su obra tiene una profundidad sin precedentes en el mundo
– El mayor libro jurídico de todos los tiempos es el legado más notable de Pontes de Miranda