octubre 4, 2022

Diario el Analísta

Mundo de las noticias en español

Parálisis en IBAMA retrasa exportación de madera y enfurece a empresarios de la Autoridad Palestina – 20/09/2021

Cientos de manifestantes se reunieron la semana pasada frente al puerto de Vila do Conde, en Barcarena (PA), en el área metropolitana de Belém. El objetivo del grupo, liderado por madereros, era Ibama (Instituto Brasileño de Medio Ambiente y Energía Renovable de Recursos Naturales), responsable de permitir la exportación de los productos.

La protesta fue una demanda de los empresarios de mayor flexibilidad para liberar exportaciones. Debido a problemas burocráticos en el organismo de control del IBAMA en Pará, hay alrededor de 900 contenedores inactivos esperando ser aprobados para salir del país, según una carta de la unidad que UOL Tiene acceso.

Este documento fue enviado el día 18 de este mes por Washington Luis Rodríguez, presidente del IBAMA en Pará, a la Presidencia del órgano en Brasilia. En el texto, Rodríguez advirtió que «la situación requiere una solución inmediata», porque los manifestantes amenazan con cerrar no solo el puerto de Vila do Conde sino también la BR-163, que conduce al puerto de Merituba-PA, uno de los principales rutas de salida para el grano del país producido.

La protesta de la semana pasada terminó después de que Ibama do Parra, el día 16, creara un grupo de trabajo de 34 empleados de la unidad, que se dedicará exclusivamente a despachar licencias en las próximas semanas. En general, el organismo de control del gobierno solo contaba con cuatro analistas ambientales dedicados a esta actividad.

Sin embargo, esta movilización puede no ser suficiente para resolver disputas, ya que el organismo de control aún recibe 720 solicitudes por mes, además de las 900 que ya se han recolectado.

READ  Sampaoli en Flamingo? El club vigilará el estado del entrenador con un gallo fútbol

El representante de los madereros, el coordinador legal de Uniflorista (Asociación de la Cadena Productiva de la Selva Amazónica), Murillo Araujo, confirma la posibilidad de prohibir la BR-163 si no se aceleran las exportaciones. En una protesta la semana pasada, pancartas llevaban consignas como «Ibama ha caído», «La exportación ha detenido el desempleo» y «90 días sin facturas».

«Necesitamos una inspección del IBAMA para combatir a los delincuentes que difaman el negocio de operar legalmente», dice, «pero esta situación pone en peligro toda una cadena que emplea a 90.000 personas».

La demora en la emisión de licencias comenzó a fines de mayo, cuando la agencia fue blanco de la Operación Akuanduba de la Policía Federal. Encargada por el ministro Alexandre de Moraes, del Tribunal Supremo Federal (STF), la policía palestina investiga la labor del exministro de Medio Ambiente Ricardo Salles, quien dejó el cargo un mes después.

Según las investigaciones, los madereros de Pará recurrieron a Salles para persuadir a Ibama de que dejara de pedir un permiso de exportación, un documento que la agencia utiliza desde 2011 para monitorear la salida de madera extraída del país. A finales de mayo, Moraes decidió que este mandato debía volver a hacerse cumplir formalmente, lo que no ocurría desde febrero de 2020.

Sin embargo, desde la solicitud del STF, IBAMA no ha estandarizado una forma de manejar las solicitudes de exportación con la velocidad necesaria. el UOL Solicitó aclaraciones a la autoridad, tanto en la sede en Brasilia como en la Superintendencia de Pará, pero no había recibido respuesta hasta la publicación de este informe. El espacio está abierto a la expresión.

Leñadores protestan en el puerto de Vila de Conde (PA) por el retraso del IBAMA en la liberación de exportaciones

Foto: Divulgación / imex

en la meseta

El asunto llegó a Brasilia la semana pasada cuando la senadora Ziquinha Marinho (PSC-PA), la tradicional representante de la tala, exigió acciones a Cerro Nogueira, primer ministro de la Casa Cívica.

En la actualidad, el país busca soluciones para superar la crisis económica derivada de la nueva crisis. CoronavirusEs, cuando menos, ilógico, dijo el senador, que el gobierno, representado por su agencia ambiental, ponga obstáculos al desarrollo del sector forestal «.

El mismo día en que se reunieron Marineno y Nogueira, la protesta empresarial de Parra terminó gracias al compromiso de Ibama de agilizar el análisis del proceso, al configurar Ibama en el estado para un grupo de trabajo de 34 empleados, cuyo objetivo sería emitir tres pedidos por semana cada uno. .

“El equipo estará integrado por los funcionarios que se mencionan a continuación, sin perjuicio de otras actividades funcionales, es decir, el objetivo que se especifica a continuación debe cumplirse a partir de la firma de esta orden”, decidió Rodrigues, Jefe de Unidad en Barra.

La senadora Zequinha Marinho y el Jefe de Gabinete, Ciro Nogueira, en una reunión sobre exportación de madera - Comunicado de prensa / Zequinha Marinho - Comunicado de prensa / Zequinha Marinho

La senadora Zequinha Marinho y el Jefe de Gabinete, Ciro Nogueira, en una reunión sobre exportaciones de madera

Foto: Publicidad / Zequinha Marinho

Adaptación

Según los funcionarios del IBAMA los consultaron UOL, la parálisis en la concesión de licencias se debió a que no se especificó qué sistema de agencia interno debería utilizarse.

Cuando Alexandre de Moraes decidió que IBAMA debería volver a solicitar permisos a los exportadores, volvió a entrar en vigor el reglamento de 2011 que prevé la recopilación de documentos. Otro reglamento interno de la agencia, a partir de 2018, especifica que este mandato se emite a través de los Siscites, que inicialmente se creó para controlar la salida de especies en peligro de extinción.

En junio, una orden de la Fiscalía Federal Especializada del IBAMA, que brinda asesoría legal a la agencia ambiental, confirmó que se debe utilizar Siscites para procesar las órdenes de exportación. Esta orden fue entregada al presidente interino del Ibama, Luis Carlos Hiromi Nagao, quien ocupa este cargo desde la destitución del titular, Eduardo Bem, por orden del STF.

En esta perspectiva, el 6 de julio, Nagao ordenó a todas las unidades del estado de Ibama certificar Siscites y registrar servidores para operar en el sistema. Sin embargo, dos semanas después, el supervisor de Ibama en Barra, Washington informó a Rodrigues que aún se estaban realizando análisis en el SEI (Sistema de Información Electrónica), lo cual no era apropiado para la solicitud.

El impasse podría haber paralizado la emisión de exportaciones. explicado a UOL Servidor de Unity.

Según este funcionario, la formación del grupo de trabajo aliviará el problema, pero no lo resolverá. «Con el objetivo establecido por el organismo de control, solo tomará unas tres semanas liquidar los compromisos. Mientras tanto, siguen apareciendo nuevos pedidos de exportación», explica el servidor.