enero 23, 2022

Diario el Analísta

Mundo de las noticias en español

Comunidad indígena promueve el turismo de experiencias en la triple frontera – H2FOZ

Cultura, conocimiento, arte, gastronomía, contacto directo con la flora y fauna y mucho más dentro del circuito.

Cuando hablamos de turismo, siempre recordamos los grandes centros y las magníficas estructuras. Visitar una aldea indígena para conocer las costumbres y conocimientos de los pueblos ancestrales es algo que siempre ha existido, y el mundo busca cada vez más este tipo de turismo que acerque a las personas a tener más contacto con la naturaleza y con ellos mismos.

Este modelo de turismo ha cobrado impulso en todo el mundo; La necesidad de conectar con los demás, con ellos mismos y con el entorno hace que el ser humano busque nuevas formas de turismo, y nada mejor que el contacto con la naturaleza, con el conocimiento y el conocimiento de nuestros antepasados ​​para lograr el equilibrio e incluso reconectar con nosotros.

El contacto de los turistas con estas comunidades es una experiencia humana real que introduce al visitante en realidades raras veces vistas en la vida cotidiana.

La región fronteriza está rodeada de comunidades listas para recibir personas. Luego de alentar al gobierno con cursos y asesorías, varios líderes indígenas tomaron cursos de guías turísticos, lo que generó un aumento total de visitas y una fuerte demanda.

El fin de semana pasado pudimos acompañar a un grupo de personas que decidieron hacer uno de estos recorridos a una de las comunidades de la región, y fue una conexión real y un cambio de paradigma.

Cuando llegamos a la comunidad Mbya Guarani en Puerto Iguazú, Argentina, el grupo fue recibido con gran alegría por el guía nativo Alberto, cuyo nombre original es Kuaray Miri, que significa: del sol.

READ  La estación internacional está en peligro debido a los desechos espaciales [Infographic]

Kuaray dijo que el lugar abarcaba más de 600 hectáreas y que hace unos 20 años el gobierno les quitó las tierras y las entregó a grandes empresas, que prometieron generar empleos e ingresos para las comunidades, lo que nunca sucedió. Al contrario, construyeron grandes estructuras, explotando todo lo que produce el bosque y vendiendo sus paquetes como si fueran hoteles ecológicos, drenaron y desviaron ríos, perjudicando a las comunidades pesqueras y agrícolas. El gobierno les dejó solo el 30% de la tierra, que es compartida por cinco comunidades indígenas.

Kuaray llevó al grupo por un sendero a través del Bosque Atlántico hasta un lugar para visitar a las aves. En cada parada del viaje de ida y vuelta, habló sobre la vida del pueblo, las experiencias, los desafíos y la importancia de cuidar la naturaleza.

Llegamos a una gran cabaña, desde donde el turista puede observar diferentes especies de aves nativas a través de binoculares. Este lugar a visitar fue antaño un pantano con diferentes tipos de animales de diversas especies y aves, el cual fue destruido por una de las empresas que quería construir un campo de golf, arrojó veneno a la tierra y deforestó, eliminando toda la vegetación del lugar. . Luego se fue.

La comunidad está trabajando para recuperar la tierra y ha creado allí el espacio para visitar, donde los turistas pueden disfrutar de un verdadero Fijar de la naturaleza, pudiendo ver diferentes tipos de aves.

En el camino de regreso, es recibido por un hermoso fuego y una mesa llena de platos típicos. Algunos de los platos están hechos con maíz, algunos de los alimentos son recién preparados y asados ​​al fuego por uno de los ancianos de la comunidad.

READ  La prensa internacional se hace eco de los adolescentes que triunfan en el skate en Tokio, entre ellos la brasileña Rayssa Leal | Mundo

Además de la buena mesa, encontrarás una amplia gama de artesanías, todas hechas a mano y por la propia comunidad.

Bajo la Luna y alrededor de la fogata, el guía cuenta historias, relatos, responde a las preguntas de los visitantes, en un verdadero viaje ancestral, de conocimiento y conocimiento en un luau con música y bailes típicos.

¿Qué tal tener la experiencia de conectarse con la cultura guaraní Mbya a través de una ceremonia de luna llena?

Para caminatas y senderos naturales en la Mata Atlántica, es importante llevar siempre:
– El agua;
– repelente
– pantalones y zapatos cerrados;
– Sombrero;
– crema solar;
– Bermudas;
– zapatilla sobre una toalla; y
– mochila pequeña.

Requisitos de salud:
– registro de vacunación completo con al menos dos dosis durante más de 14 días;

Documentos necesarios para cruzar la frontera:
– documento de identidad (RG) o pasaporte.

Contacta para unirte al próximo grupo para vivir la experiencia:

Vamos iguacu
Instagram: https://www.instagram.com/letsgoiguassu
Teléfono / WhatsApp: bit.ly/letsgoiguassu

Artesanías tradicionales – Foto: Amilton Farias
Bailando alrededor de la fogata – Foto: Amilton Farias
Área de visita de aves Foto: Diogo Marcel
Cocina típica de maíz dulce y salada elaborada por los ancianos del pueblo – Foto: Diogo Marcel
La comunidad está habitada por 124 personas, entre ellas 64 niños, adolescentes y jóvenes y cuatro ancianos – Foto: Diogo Marcel
Tierra devastada por grandes empresas mientras la comunidad trabaja para recuperar el bosque – Foto: Amilton Farias
Lugar de visita de aves – Foto Claudio Siqueira

¿Te gustó el texto? Contribuir al desarrollo del periodismo en Foz do Iguaçu. SUSCRÍBASE AHORA

¿Ya escuchaste el último episodio de GUARÊ, el podcast H2FOZ? ESCUCHA AHORA