diciembre 7, 2022

Diario el Analísta

Mundo de las noticias en español

Marica se une a un grupo de mochileros argentinos rumbo al noreste de Brasil

Fotos por Katito Carvalho

Dos jóvenes argentinas que se conocieron en la universidad y decidieron cruzar Brasil en bicicleta pasaron esta semana por Marica: Cecilia Domingo, de 27 años, y Malena Merlo, de 23, partieron de Mar del Plata, provincia de Buenos Aires, rumbo a Río. Llegaron el domingo (07/08). Después de pasar por Niterói, llegaron a Maricá el lunes (08/08), cruzando las montañas hasta Itaipuaçu. «La vista desde la cima es increíble. Es una ciudad hermosa en un país hermoso”, dijo Malena.

En sus bicicletas llevan solo lo necesario para la aventura: tiendas de campaña, una estufa para cocinar, agua, algo de ropa y celulares para registrar sus impresiones en las redes sociales. “Y el lado argentino”, recuerda el dúo, destacando sus raíces porteñas. El itinerario incluye andar en bicicleta por la costa brasileña hasta noviembre, permaneciendo al menos una noche en cada ciudad visitada, con destino final a Praia de Pipa en el Rio Grande do Norte, donde los amigos planean pasar el verano trabajando. El próximo año a Argentina.

También está previsto recopilar las historias de viaje en un libro, una especie de cuaderno de bitácora. Malena explicó que el itinerario tiene cierta flexibilidad para que puedan quedarse en cualquier ciudad. “Por ejemplo, en Búzios, si nos conectamos con amigos que viven allá, tenemos que pasar unos días más”, dijo.

El lunes por la tarde, una hora después de llegar a la ciudad, buscaban un lugar para pasar la noche y decidieron detenerse en la cancha de la escuela de samba União de Maricá en la carretera RJ-106. Allí, fueron inmediatamente recibidas por el director social de la escuela, Diego Hames, quien aprovechó el interés de las jóvenes para hablar un poco sobre la historia de Marika. Los viajeros estaban contentos con las políticas sociales implementadas en la ciudad, especialmente «en rojo». “Qué increíble que la gente esté recibiendo bicicletas gratis. Es una buena iniciativa”, comentó Malena.

READ  Banderazo 8N: Había una cazuela frente a la casa de Christina Kirschner

Cuando los dos llegaron a la cancha de la escuela, no tenían idea de lo que estaba pasando en el lugar, se detuvieron solo porque era un espacio grande y cerrado que brindaba protección contra las inclemencias del tiempo, y estaban ansiosos por informar. Que era un lugar dedicado a la juerga. «¿Festival? ¿Pero cuándo es? ¿Lo tienes hoy?» preguntó Cecilia, ya familiarizada con el viaje a Santa Catarina.

Si bien Cecilia es una aventurera por primera vez, Malena es la más experimentada de las dos: ya ha viajado mucho por la Patagonia (sur de Argentina) y por Bolivia, Perú, Ecuador y Colombia, todos los cuales han tenido lugar en ocasiones. Montando en la carretera. Según amigos, un rasgo común entre los habitantes de estos países es la hospitalidad, y su corta estancia en Brasil ya les ha dado el mismo sentimiento. «La gente es muy amable y hospitalaria, siempre ofrecen comida o un lugar para pasar la noche. Por ejemplo, hoy, cuando llegamos en bicicleta desde Interpuasu, ya nos dieron frutas frescas», dijo Cecilia.