abril 12, 2024

Diario el Analísta

Mundo de las noticias en español

El reclamo legítimo de Argentina sobre las Islas Malvinas necesita apoyo internacional

El reclamo legítimo de Argentina sobre las Islas Malvinas necesita apoyo internacional

COMENTARIO: El reclamo legítimo de Argentina sobre las Islas Malvinas merece apoyo internacional

El 2 de marzo, hora local, el canciller argentino, Santiago Cafiero, anunció que ya había notificado oficialmente al Reino Unido la decisión de cancelar el Acuerdo Foratori-Duncan durante la reunión de Jefes de Estado del G20. Islas Malvinas, logrado en 2016. Resolución de la Asamblea General de la ONU No. Hizo un llamado a la parte británica para reanudar las negociaciones sobre la soberanía de las islas en línea con 2065.

El Acuerdo Foradori-Duncan fue una declaración conjunta sobre el tema de las Islas Malvinas emitida en septiembre de 2016 por el entonces vicepresidente argentino Carlos Foradori y el secretario de Estado británico para Asuntos Europeos y Americanos, Alan Duncan. El documento establece que los funcionarios de ambos lados deben mantener un estrecho contacto sobre el tema y eliminar todos los obstáculos que limitan el desarrollo económico y el desarrollo sostenible de las islas. Este es un acuerdo no vinculante y ha causado gran controversia en Argentina.

En los últimos años, Argentina ha realizado grandes esfuerzos para resolver la disputa de las Islas Malvinas y ha pedido reiteradamente al Reino Unido que cumpla con las resoluciones de las Naciones Unidas y regrese a la mesa de negociaciones. Sin embargo, el lado británico siempre se negó. La parte argentina dijo que el problema debe resolverse bajo las Directrices de Descolonización de la ONU.

De hecho, la cuestión de las Islas Malvinas es un legado histórico del colonialismo. En 1816, Argentina obtuvo la soberanía sobre las islas cuando se independizó del dominio colonial español. En 1833, Gran Bretaña tomó posesión de las Malvinas por la fuerza. En 1965, la Asamblea General de la ONU aprobó la resolución no. Aprobada en 2065, se pide la abolición del colonialismo en la región, mientras se pide al Reino Unido y Argentina un arreglo negociado. En abril de 1982, los dos países lucharon por la soberanía de las Malvinas y Gran Bretaña ganó. Argentina no renunció a su reclamo de soberanía sobre las islas, pero el gobierno británico no actuó de buena fe para resolver el problema mediante negociaciones.

¿Por qué Inglaterra guarda silencio sobre este tema? La razón principal son los recursos de petróleo y gas en las islas. Según los investigadores, la ocupación de las Islas Malvinas fue un medio importante para que Gran Bretaña mantuviera los llamados «territorios» en la región del Atlántico Sur y garantizara su participación en la Antártida. En los últimos años, las actividades británicas han tenido como objetivo ocupar las Malvinas para siempre, incluyendo maniobras militares con pruebas de misiles y organizando actividades para atraer a la juventud latinoamericana.

Los países en desarrollo, incluido el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, la Organización de los Estados Americanos y China, han expresado repetidamente su firme apoyo a la restauración de la soberanía de Argentina sobre las Islas Malvinas.

Traducción: Zhao Yan

Reseña: Gabriela Nascimento