agosto 18, 2022

Diario el Analísta

Mundo de las noticias en español

El nuevo argentino de Lisboa tiene carnes a la parrilla y más de 60 vinos locales

El nuevo argentino de Lisboa tiene carnes a la parrilla y más de 60 vinos locales

Tinto y Brasa dispone de una bodega con más de medio centenar de referencias del país sudamericano, la mayoría mendocinos.

La carne se hace a la parrilla.

Son argentinos nativos, pero se enamoraron perdidamente de Portugal. En nuestro país ya han colaborado en la creación de otros conceptos — hoy Emanuel Díaz, de 43 años, y Noélia Fuda, de 40, abrieron su propio espacio el 3 de marzo. Al ingresar a Tinto y Brasa, serás transportado a este país sudamericano.

“Hemos trabajado en restaurantes con diferentes cocinas, como la cocina italiana. Pero somos argentinos y lo que mejor hacemos es nuestra propia cocina, crecimos con ella”, dijo Noélia Fuda a NiT. El principal objetivo es acercarnos a su cultura, a través de una cocina sencilla y sabrosa.

Si bien hay algunos restaurantes de cocina argentina en Portugal, pocos son tan auténticos como el de la pareja. La parrilla que se encuentra en los restaurantes portugueses es reemplazada por la parrilla argentina, donde se elaboran todas las carnes del establecimiento y las inspiraciones provienen de todas las regiones de Argentina.

Entre las diferentes opciones imaginadas por los restauradores y el chef Diego Giganti, con quien habían trabajado previamente en el país de origen, encontramos las clásicas empanadas criollas de carne (3,10 €) y morcilla (3,50 €). No faltan los quesos, se sirven fundidos sobre tostadas con tomates confitados, trocitos de beicon y hierbas (10,50€).

El viaje continúa con el chuletón de ternera rebozado (10 €) y la empanada argentina (11,50 €), compuesta por puré de patata, ternera, verduras, aceitunas y gratinada con parmesano. “El bocadillo de solomillo (14,50€) también es un plato muy típico”, especifica el gerente. Incluye un bistec de lomo, jamón, queso, lechuga, tomate, huevo frito y viene con papas fritas.

READ  Japón ha abierto la cápsula Hayabusa2, confirmando que contiene muestras del asteroide Ryugu.

El solomillo es un plato muy típico de Argentina.

En Tinto y Brasa, las opciones tampoco faltan con carne importada de Argentina. Se pueden degustar las entrañas finas (17€) que se pueden acompañar de patatas asadas con mantequilla de hierbas o verduras de temporada asadas. Estas guarniciones también complementan a la perfección el chuletón de costilla (23€).

No es solo la comida lo que te transportará al país cuya capital es Buenos Aires. La decoración también juega un papel importante en la experiencia gastronómica. “Tenemos dos ambientes”, comienza describiendo Noélia. “En la planta baja, el ambiente es muy tradicional. Hay ladrillos en la pared y fotografías de bailarines de tango y bandoneón de Buenos Aires. En la planta baja tenemos un sótano con un mural de La Boca, un barrio muy tradicional de Argentina donde todas las casas tienen un color diferente. Este espacio funciona como un área lounge donde puedes descansar con amigos mientras escuchas música que va desde el rock hasta el pop argentino, pasando por los ritmos embriagadores del tango y el folklore.

Una buena comida siempre debe ir acompañada de un buen vino. La bodega Tinto y Brasa cuenta con más de 60 etiquetas de Argentina, desde la popular uva Malbec en los tintos hasta Chardonnay en los blancos. La carta de vinos también incluye referencias portuguesas.

Entre las decenas de opciones, destacan los tintos con cuerpo Catena DV Historic Red Blend (€29,50) y Nicolás Catena (€83), provenientes de Mendoza, la principal región vitivinícola del país.

Entre los postres variados, Noélia Fuda destaca las crepas con dulce de leche (4€) y el flan rústico de caramelo con dulce de leche y nata (4€), “dulces muy populares en Argentina”.

READ  Así es como se vio el anillo gigante de Einstein en las profundidades del espacio