febrero 7, 2023

Diario el Analísta

Mundo de las noticias en español

Europa debe seguir dominando el escenario internacional

La rivalidad entre Sudamérica y Europa en el fútbol siempre ha sido feroz. A lo largo de la historia, equipos de ambos continentes han ganado alternativamente la Copa del Mundo. Una versión la ganó un país sudamericano, mientras que la otra la ganó un europeo. Hasta hace poco, ocurrieron excepciones cuando Italia y Brasil ganaron un segundo campeonato en 1934–38 y 1958–62 respectivamente. Sin embargo, desde 2006, Europa ha mantenido un dominio que fue roto por Argentina en 2022. Sin embargo, la tendencia es que los equipos europeos sigan dominando el panorama internacional. Si te gusta hacer pronósticos deportivos, disfrútalo pix bet365 Haz tus conjeturas.

Aunque Argentina ganó su tercer Campeonato Mundial en Qatar, su futuro no es tan prometedor. Porque con dos jugadores clave en la selección: Messi y Di María – Ya al ​​final de sus carreras, aún no han surgido nombres capaces de ocupar ambas vacantes sin preocupar a la afición.

afuera Argentina, las otras dos selecciones sudamericanas que ya ganaron la Copa del Mundo son Brasil y Uruguay. Sin embargo, los uruguayos celebraron su último título mundial en 1950. Después de eso, no pudieron repetir la dosis. Recientemente, el país ha tenido una generación con mucho talento, con Forlán, Lugano, Cavani, Suárez, etc. Con eso, el país logró llegar a las semifinales de la Copa del Mundo de 2010, el mejor resultado de la Celeste en mucho tiempo.

Brasil, en cambio, vive una verdadera crisis tecnológica. Desde que la generación ganadora de Pentati se jubiló en 2002, el país ha estado sufriendo una escasez de estrellas. Para tener una idea de la situación, la última vez que un brasileño fue elegido mejor jugador del mundo fue en 2007, cuando Kaká hizo una temporada fantástica con la camiseta del Milan. Ese año, los rossoneri ganaron la Copa Mundial de Clubes de la FIFA, la Liga de Campeones y la Supercopa de la UEFA.

READ  'Este huevo está babeando con Argentina, no entiendo'

Si los equipos sudamericanos no lo están haciendo tan bien, no se puede decir lo mismo de Europa. Los países del viejo continente tienen muchos atletas prometedores, y el equipo principal probablemente sea el francés. El equipo de Didier Deschamps terminó segundo en la Copa de Qatar con un equipo cargado de jóvenes. Sin duda, el nombre principal es Kylian Mbappé, pero hay otros nombres importantes como Upamecano, Tchoauméni y Dembélé.

Con esto, el futuro de Europa parece muy prometedor: además de la gran cantidad de equipos nacionales, el continente tiene grandes inversiones en fútbol profesional. Después de todo, la Copa del Mundo es un torneo de corta distancia donde todo es posible, y nunca es una buena idea descartar el poder del fútbol sudamericano.