noviembre 28, 2022

Diario el Analísta

Mundo de las noticias en español

Continúa la puesta en marcha de la cosecha 2022/23 en la región de Toledo con buenas expectativas – Jornal do Oeste

Las lluvias que pusieron fin al invierno de este año ayudaron a que la cosecha 2022/23 fructificara. En los campos, los agricultores aprovechan los días soleados para acelerar la siembra de soja y maíz de verano. La esperanza es recuperar las pérdidas sufridas por la sequía que castigó las cosechas a principios de este año.

En la región toledana, datos de la Secretaría de Economía Rural (Deral), de la Secretaría de Agricultura y Abastecimiento (Seab), indican que la marcha de las cosechas de maíz y soja es normal y que la siembra debería concluir esta semana.

El técnico de Deral, Paulo Oliva, comenta que para la cosecha 2022/22, el área de maíz es de 3.500 hectáreas con una proyección de cosecha de 30.625 toneladas. Actualmente, el maíz está sembrado en un 86% en la región de Toledo; El 30% se encuentra en fase de germinación y el 70% en fase de desarrollo vegetativo.

Menciona que en la cosecha anterior (2021/22), la superficie fue mayor, 4.707 hectáreas. Sin embargo, los factores climáticos incidieron en los resultados y el área cosechada fue de 3.642 hectáreas con una producción de 10.124 toneladas. “En ese momento, teníamos una pérdida del 76% debido a la sequía. Fue la peor cosecha de los últimos 20 años en la región occidental”, cita.

Oliva añade que las lluvias registradas en las últimas semanas son importantes para la puesta en marcha de la cosecha de verano. “Tuvimos momentos en que el productor tuvo que interrumpir la siembra por las lluvias, pero ahora el trabajo está en marcha”.

READ  Mateus Alves y Gabriel Decamps avanzan a los cuartos de final del Clásico de Tenis de Río de Janeiro

SOJA – En cuanto a la soja, Oliva señala que en la zafra 2022/23, el grano tendrá una superficie de 489.700 hectáreas y una proyección de productividad de 1.836.000 toneladas. Se establece alrededor del 65% de la cultura. “Esta expectativa de productividad se produce en condiciones climáticas normales para el buen desarrollo de los cultivos”.

En el período anterior (2021/22), la superficie inicial de soja fue de 488.745 hectáreas, pero se cosecharon 467.338 hectáreas, con una producción de 325.393 toneladas, una disminución del 82%, debido al período de sequía que azotó la región.

CLIMA – La mayoría de los impactos registrados en la agricultura están influenciados por el fenómeno de La Niña, que cambia el patrón de lluvias en todo el planeta, afectando varios cultivos. El evento climático termina promoviendo sequías en importantes regiones productoras de granos del mundo, como el sur de Brasil, Argentina y Estados Unidos, lo que lleva a pérdidas de productividad e incluso malas cosechas.

El entrenador de Deral, Paulo Oliva, comenta que se espera que La Niña tenga poco impacto en los cultivos para este nuevo período agrícola. “Se espera que La Niña tenga un impacto menor y las lluvias se presenten a mediados de octubre, noviembre y diciembre para ayudar al desarrollo de los cultivos. Lamentablemente, esta realidad no se presentó el año pasado cuando pasamos más de 70 días sin lluvia, lo que causó mucho daño a la cosecha. Nuestra región fue la que más perdió a nivel estatal”.

En el conjunto de Paraná, la caída de la cosecha de maíz en el período 2021/22 fue del 5%, mientras que la de la soja fue del 39%. En la región Occidente, en el mismo período, hubo una caída del 76% en la cosecha de maíz y del 82% en la de soja. “El impacto en la región occidental ha sido muy severo. La expectativa de los productores es tener una buena cosecha en este nuevo período”, concluye Oliva.

READ  Descubren en la Patagonia un fósil de dinosaurio con "mohawk" - Revista Galileu

Desde la sala de prensa

TOLEDO