junio 22, 2024

Diario el Analísta

Mundo de las noticias en español

Con 20 huevos, se descubre en MG el primer nido de dinosaurio de Brasil – Revista Galileu

Con 20 huevos, se descubre en MG el primer nido de dinosaurio de Brasil – Revista Galileu

Con 20 huevos, se descubre en MG el primer nido de dinosaurio de Brasil (Foto: Júlia d’Oliveira)

Mientras trabajaban en el barrio de Ponte Alta, una zona rural de la ciudad de Uberaba (MG), paleontólogos de la Universidad Federal del Triángulo Minero (UFTM) hicieron un descubrimiento sin precedentes en la ciencia brasileña. Encontraron un conjunto de 20 huevos de titanosaurio anidados hace unos 80 millones de años: el primer sitio de anidación (o un nido) jamás descubierto en Brasil.

El descubrimiento fue descrito en un artículo publicado en la revista científica Informes científicosel 24 de marzo, y también cuenta con la colaboración de científicos argentinos, quienes han ayudado en la identificación de la especie de dinosaurio.

El principal responsable del hallazgo fue João Ismael da Silva, empleado de la Fundación Cultural del Municipio de Uberaba y técnico en paleontología de la UFTM. En una entrevista periodística Folha de S.Pauloel investigador dice que se enteró de la existencia de huevos de dinosaurio en Ponta Alta en la década de 1990. Desde entonces ha encontrado una serie de huevos de titanosaurio aislados, pero nunca antes había encontrado un nido.

João Ismael da Silva, funcionario y técnico en paleontología de la UFTM, es el principal responsable del descubrimiento del primer nido de dinosaurio en Brasil (Foto: Divulgación)

João Ismael da Silva, funcionario y técnico en paleontología de la UFTM, es el principal responsable del descubrimiento del primer nido de dinosaurio en Brasil (Foto: Divulgación)

Con el cierre de una compañía minera francesa que exploró piedra caliza en el área, los paleontólogos creen que pueden hacer más descubrimientos paleontológicos durante futuras excavaciones en el sitio.

READ  GM mantiene suspensión en São Caetano do Sul por 30 días adicionales

Uberaba, la ciudad que alberga el primer nido de dinosaurios de Brasil, entró en el mapa de la paleontología en 1951, cuando se descubrió un huevo esférico de titanosaurio. Tras el descubrimiento de este fósil y otros, la ciudad se convirtió en un referente internacional en el estudio de fósiles de vertebrados del Cretácico, periodo que se extendió desde hace 145 millones a 66 millones de años.

bebes dinosaurios

De unos 12 centímetros de diámetro y 900 cc de volumen, cada uno de los huevos fue comparado con fósiles encontrados en otras partes del mundo para que los investigadores pudieran determinar su especie. Usando este método, se encontró que las características de los huevos brasileños eran similares a las de los fósiles de titanosaurio argentino y rumano, a pesar de algunos detalles peculiares.

Los poros de la cáscara de los huevos de Uberaba, que fueron fundamentales para el intercambio gaseoso de los embriones con el mundo exterior, están distribuidos de manera diferente a lo que se ve en otros huevos de titanosaurio. Lo que puede explicar eso, según los expertos, es el ambiente semiárido que reinó en la actual región de Minas Gerais durante el Cretácico. El clima seco y desértico del lugar hace 80 millones de años puede haber influido en la formación de su propio patrón de poros.

Algunos huevos encontrados en Ponta Alta, Uberaba.  Arriba a la izquierda, el nido CPPLIP 1798 (Foto: Divulgación)

Algunos huevos encontrados en Ponta Alta, Uberaba. Arriba a la izquierda, el nido CPPLIP 1798 (Foto: Divulgación)

Los huevos se sometieron a tomografías computarizadas para analizar sus interiores, pero no se identificaron embriones en el interior. Aún así, a través de los nidos, los investigadores lograron descubrir nuevas características de la reproducción de los titanosaurios en el área. La nidada mejor conservada, llamada CPPLIP 1798, por ejemplo, muestra que los huevos se superpusieron y estaban en contacto entre sí, en una deposición similar a un cuenco. «Esta es una característica común de las crías de titanosaurios y su comportamiento de anidación debido a la construcción de nidos enterrados», explican los investigadores en el artículo publicado en Informes científicos.