noviembre 29, 2023

Diario el Analísta

Mundo de las noticias en español

Argentina reabre fronteras para brasileños

Este viernes (1), Argentina permitirá nuevamente a los turistas de países vecinos, incluido Brasil, el paso por los aeropuertos del país. El lunes pasado (27), el país lanzó un proyecto piloto para reabrir el Puente Internacional Tangredo Neves que conecta Puerto Iguazú y Fos do Iguana y el paso fronterizo entre la ciudad argentina de Mendoza y Chile.

Dic. La orden, emitida el jueves por la noche, fue ratificada oficialmente, la cual tiene vigencia hasta el 31 de diciembre.

Protocolo de entrada

Para evitar ser aislados a su llegada a Argentina, la ministra de Salud, Carla Vijotti, anunció el día 21 que los turistas deben tener un calendario completo de vacunación contra Covit-19 por al menos 14 días, con una PCR negativa realizada 72 horas antes de la salida y una prueba de antígeno 5 para 7 días después del aterrizaje Nuevo PCR.

Otras fronteras deben reabrirse paulatinamente hasta noviembre para que los extranjeros de otros países puedan reingresar al territorio argentino. A partir del 20 de octubre se activará el ingreso de extranjeros a través del Aeropuerto Internacional de Ushuaia y el puerto de la ciudad, que nuevamente recibirán viajes.

Espere un regreso al turismo

Mario Barros es el director de «Brasileiros em Ushuaia», que tiene el 90% de sus clientes en Brasil.

Imagen: Archivo personal

La oportunidad de reabrir fronteras es alentadora para los brasileños que trabajan con el turismo en Argentina y no logran captar a sus principales clientes desde hace meses. Para los que se encuentran fuera de la capital, la ausencia de turistas ha llegado al año y medio, ya que la entrada de extranjeros entre noviembre y diciembre del año pasado fue exclusivamente para turistas en Buenos Aires.

Mario Barros, dueño de Agoncia Brasilros en Ushuvia, tuvo que recortar su plantilla y cerrar un taller de carrocería en el país. En marzo del año pasado, cuando se prohibió la entrada a los parques nacionales de Argentina y se impusieron restricciones, los dolorosos meses comenzaron pocos días antes de que se cerraran las fronteras.

La unidad recién inaugurada en Mario L. Callafet - Comunicado de prensa - tuvo que cerrar el comunicado de prensa

La unidad recién inaugurada en Mario L. Calfate tuvo que cerrar

Imagen: Exposición

La medida sorprendió a los empresarios que reciben a 65 agentes de viajes brasileños en el sur de Argentina. «No sabes lo que es, por eso me quedo calvo», dijo mientras trataba de concertar vuelos para regresar a Brasil, donde sufrió durante cuatro días al meter al grupo dentro del hotel.

Los brasileños representaban el 95% de los clientes atendidos por la agencia antes de la epidemia y la demanda estaba aumentando.

En el invierno de 2019, solo nuestra empresa atendió a unas 35.000 personas. El 80% de los hoteles de la ciudad están ocupados por brasileños «

«Estábamos en 200 horas, y de repente bajamos a cero», tuvo que cerrar la empresa que acababa de abrir en la localidad patagónica de El Calafate.

“Fue un momento muy difícil porque los costos fijos son altos y continúan. Por eso, a pesar de la epidemia, nuestro equipo de ventas en Brasil no dejó de vender. Hicimos paquetes que podrían usarse hasta fines de 2022. ‘Compre un monta y obtén un segundo gratis ‘. Así pudimos conseguir un flujo justo para pagar los costes ”, explica optimista sobre la apertura.

Por ejemplo, considerando la necesidad de 5 días de aislamiento para los turistas a Chile, la mudanza de Argentina nos sorprendió. Creemos que es muy positivo «.

«Perdí mucho dinero»

Happy Hours: la empresa de Brunna Brock recibe 1.200 turistas brasileños al mes hasta que se cierren los límites - Archivo personal - Archivo personal

Tiempos felices: la empresa de Bruno Brock recibe 1.200 turistas brasileños al mes hasta que se cierren las fronteras

Imagen: Archivo personal

Antes del brote, Bruna Brock, propietaria de Aguirre Buenos Aires en São Paulo, dijo que todos los brasileños recibían de 1.000 a 1.200 clientes al mes en la ciudad. A medida que se cerraban los límites, la empresa de turismo de adopción en línea, que había estado en funcionamiento durante casi 11 años, tuvo que cerrar todas las ventas y operaciones de los servicios.

El primer paso es reprogramar los servicios de todos o devolverlos inmediatamente a quienes los soliciten. En ese momento era muy incierto, nadie sabía lo que estaba pasando, y nuestro objetivo era servir a todos muy rápidamente y brindarles todo el apoyo «.

Brunna afirma haber perdido «mucho dinero» no solo al detener las ventas, sino también al no cobrar ingresos a los clientes.

A pesar de trabajar exclusivamente con brasileños y estar «100% afectado por el cierre de las fronteras», Brock dice que nunca tuvo la intención de cambiar su audiencia en ningún momento. En cambio, buscó afrontar esta etapa con confianza, agilizando el área de gestión de la empresa y creando más contenido para el sitio web de la empresa y las redes con miles de seguidores.

Brunna ve la noticia de la reapertura de vuelos entre Brasil y Argentina  "Éxtasis, esperanza y ansiedad" - Archivo personal - Archivo personal

Brunna ve la noticia de la reapertura de vuelos entre Brasil y Argentina con «éxtasis, esperanza y ansiedad»

Imagen: Archivo personal

Después de mucho tiempo de utilizar las reservas para la supervivencia del negocio, recibió el mensaje de “éxtasis, esperanza y reapertura. Ansiedad“Pero la sabiduría adquirida por la epidemia sugiere paciencia para cualquiera que quiera viajar.

Mi consejo es tener paciencia y esperar hasta que la infección esté todavía bajo control «.

Otros ángulos

Adriana, la fotógrafa que fotografió para turistas brasileños en Buenos Aires, tuvo que redescubrirse durante la epidemia - Archivo Personal - Archivo Personal

Adriana, la fotógrafa que fotografió para turistas brasileños en Buenos Aires, tuvo que redescubrirse durante una epidemia

Imagen: Archivo personal

Adriana Carolina Ivansuk, de Minas Gerais, quien trabajó como fotógrafa durante casi 11 años, tenía los ensayos de turismo en Buenos Aires como una de sus principales fuentes de ingresos antes de la epidemia. “Todos mis planes fueron interrumpidos por la epidemia”, dice.

Al principio, la frustración golpeó. Estuve en casa por 4 meses [durante o lockdown] Sin contacto con otros. Pero entiendo que estoy enfrentando un desafío que me cambiará la vida, y es hora de decidir qué voy a hacer «.

Como fotógrafo, Ivansuk montó un estudio en casa y comenzó a trabajar con fotógrafos profesionales para argentinos y brasileños que vivían en Buenos Aires. «A partir de este momento, todo el mundo empezó a vender su trabajo en Internet. Las personas que querían anunciarse online empezaron a buscarme», explica.

Adriana no Cominido, uno de los destinos turísticos favoritos de Brasil - Archivo Personal - Archivo Personal

Adriana no Cominido es uno de los destinos turísticos favoritos de Brasil

Imagen: Archivo personal

Ahora, quiere combinar los conocimientos que adquirió durante las actividades de interior y el trabajo que hizo. “La epidemia ha sido un ir y venir en mi vida y he aprendido que existe la posibilidad de una crisis”, agrega.

Sin embargo, dice que la alegría que obtuvo al reabrir las fronteras no fue solo un regreso al ensayo para los turistas. «Si todo el mundo progresa, nosotros también prosperaremos»

Queremos que Argentina recupere esta fuerza y ​​el turismo aquí es muy fuerte. Por supuesto, el turista brasileño es muy importante para nosotros «.

No hay brasileños en la nieve

Emprendedora Sabrina Poinho: "La imposibilidad de conseguir brasileños en dos inviernos fue un duro golpe" - Archivo personal - Archivo personal

Empresaria Sabrina Poinho: «No conseguir brasileños en dos inviernos es un duro golpe»

Imagen: Archivo personal

La epidemia también afectó a San Carlos de Bariloche, que no logró atraer turistas extranjeros durante dos temporadas de nevadas. Sabrina Poinho, propietaria de la agencia Testino Sul Tour en Minas Gerais, dice que la demanda ha aumentado debido a que el objetivo de la Patagonia se ha visto afectado por la epidemia.

En el invierno de 2019, la ciudad recibió cerca de 60 mil turistas brasileños, y para 2020 se esperaba que esta cifra fuera aún mayor.

Poinho, que ha mantenido ventas mínimas de tours en Río con precios congelados y la posibilidad de volver a reservar, cree que llevará algún tiempo reiniciar, pero confía en reabrir.

«Para fin de año, creo que los vuelos se regularizarán y los requisitos serán uniformes, lo que brindará seguridad a quienes quieran viajar y reactivar el turismo».

Sería un alivio porque no poder meter a los brasileños en dos inviernos fue un duro golpe. Pero creo que la situación mejorará a medida que continúen las consultas «.

READ  Lula conoce a Alkmin y se prepara para un gran evento en Argentina